...

...

viernes, 28 de abril de 2017

LA CONTRARREVOLUCIÓN


Resultado de imagen para Imagenes de ThibonSEGÚN GUSTAVE THIBON.       
Por Dardo Juan Calderón.

Me podrán decir que la idea de una acción contrarrevolucionaria al estilo Calmel es una defección de lo político, que hay que ir por el “Estado” porque es desde el estado que se hace el verdadero y efectivo apostolado. Es lo que llamamos el “Constantinismo”, es decir, convirtiendo la cabeza, el cuerpo responde. Ya sin lugar a dudas y de la mano de la Teología de la Historia de Calmel, podemos contestar que esto es caer en un verdadero “anacronismo”. No anacronismo según entienden el tiempo lo hombres, sino anacronismo en una visión teológica de los “tiempos” de Dios en la historia.

martes, 25 de abril de 2017

REVOLUCIÓN Y CONTRARREVOLUCIÓN EN LA IGLESIA


Según el Padre Calmel.      Por Dardo Juan Calderón.
     
Resultado de imagen para imágenes Padre Calmel    El Padre Calmel vivió y fue testigo de primera fila de la preparación y ejecución de la revolución que implicó el Concilio Vaticano II en la Iglesia. Gran parte del cual se produjo dentro de la Orden Dominicana a la que pertenecía y que enfrentó desde su prédica y sus escritos, pagando este coraje con la pena que él llamó la “relegación sociológica”; la soledad, el apartamiento y el desprecio de su Orden y de las autoridades Vaticanas. Honrosos y parecidos ejemplos hemos tenido en estas tierras con venerables sacerdotes que sufrieron parecida persecución, que los llevó al aislamiento y hasta el borde de la locura misma.

lunes, 24 de abril de 2017

LA CONTRAREVOLUCIÓN

Resultado de imagen para imágenes guerra de la vendèePor Dardo Juan Calderón.   

 Más allá del momento que fijemos como origen de una revolución en la Iglesia, ya no creo que nadie ponga en duda que la misma existe. Hasta hace unos años tanto la izquierda como la derecha lo daban por un hecho cumplido y unos lo festejaban y otros lo detestaban. Un solo bando había optado por no darse por enterado, por no ver lo que era evidente, por pensar que el no verlo lo iba a hacer desaparecer. Son los que siempre llamamos línea media, y esta cómoda situación se apalancaba en la ambigüedad  de los primeros Papas conciliares, que si se los miraba con un ojo, eran medio modernistas.

viernes, 21 de abril de 2017

Francisco, Teilhard de Chardin y el panteísmo

Resultado de imagen para teilhard de chardin imágenesAlejandro Sosa Laprida
« Como muchos de ustedes no pertenecen a la Iglesia católica y otros no son creyentes, de corazón doy esta bendición en silencio a cada uno de ustedes, respetando la conciencia de cada uno, pero sabiendo que cada uno de ustedes es hijo de Dios[1]. »

En circunstancias normales de la vida de la Iglesia, tamaña declaración, en boca de un dignatario eclesiástico, habría sido ampliamente suficiente para provocar una reacción inmediata y masiva en el mundo católico, a tal punto ella reviste un caracter herético y blasfematorio: estamos ante una manifestación flagrante de indiferentismo religioso acompañado del culto idolátrico de la conciencia humana, en nombre de la cual Francisco decide pasar por alto a las Tres Personas Divinas y omitir la señal de la Cruz, con el pretexto de no « ofender » la conciencia de los no católicos.
Ahora bien, ese culto del hombre y de su conciencia erigida en valor absoluto no es un invento bergogliano, sino que fue proclamado orgullosamente por Pablo VI en el mensaje de clausura del CVII. He aquí sus palabras:

miércoles, 19 de abril de 2017

¿Es bueno leer las escrituras?

Resultado de imagen para La Biblia ImágenesPor Dardo Juan Calderón.

   Si hay que responder a esta pregunta a boca de jarro, lo más sensato es decir que NO. No cualquiera, no en cualquier momento, no siempre, no sin preparación.

    Es lo que responderíamos sobre cualquier libro y sobre todo lo que está impreso en el mundo. Lo cierto es que el mundo se hubiera evitado muchos males si Don Gutenberg no hubiera inventado esa máquina maldita. Ni que hablar de este otro medio más maldito en el que escribimos ahora.

lunes, 17 de abril de 2017

HÁGALO USTED MISMO.

Por Dardo Juan Calderón. 

Resultado de imagen para imágen hàgalo ud mismo Si Ud. tiene en la trastienda de su casa una religión que chocaron sus padres o sus abuelos ¡No deje pasar la oportunidad! Con los pedazos abandonados y polvorosos tiene Ud. la ocasión de perillas de construir, con pocas herramientas, una o varias religiones, ya sean fijas (que adornarán de maravillas sus habitaciones), o móviles para lucir en las reuniones, lugar de trabajo o universidad.
  No se amilane y crea que tiene que hacer grandes gastos o recurrir a especialistas que le cobrarán un ojo de la cara, le enseñaremos que con esos restos y algunos de los elementos comunes que hacen al diario de su vida, podrá hacerse de una religión flamante que será la envidia de sus vecinos.

miércoles, 12 de abril de 2017

UN TESTIMONIO DE FE ¿LACANIANA?

Depresión: terapias antiguas para una enfermedad contemporánea
11 de Abril de 2017 | 09:381 opinión
Principio del formulario
Final del formulario
Resultado de imagen para rubén peretó rivas imágen
Rubén Pereto Rivas

Se conmemoró el 7 de abril el Día Mundial de la Salud, que este año fue dedicado a reflexionar sobre la depresión, una patología que, según la OMS, padecen unos 50 millones de personas en nuestro continente y que encabeza, junto con otros desórdenes mentales severos como el trastorno de ansiedad, el ranking de enfermedades de la región, por encima incluso que las patologías cardíacas o el cáncer.
A pesar de esta situación, sólo dos de cada diez personas que padecen depresión acceden a un tratamiento adecuado. Es decir que un 80% convive con un desorden que no solamente provoca un sinnúmero de molestias sino que también puede provocar serios problemas económicos, debido a la falta de productividad que trae aparejada, familiares e, incluso, la muerte provocada por el suicidio.
El doctor Hugo Cohen, miembro del Comité de Expertos de la OPS/OMS y vicepresidente para América Latina de la Federación Mundial de Salud Mental detalló diez tips que deben tener en cuenta aquellos que sufren de depresión a fin de enfrentarla. Entre ellos figura uno sobre el que quiero detenerme. Dice: "Ser conscientes de que los pensamientos negativos surgen de la enfermedad y rechazarlos". Es que, efectivamente, la persona que sufre de depresión se encuentra bombardeada continuamente por pensamientos negativos, que aparecen como recuerdos de situaciones dolorosas del pasado, culpabilidades reales o imaginarias y, sobre todo, perspectivas oscuras y negativas para el futuro. La sugerencia consiste en adoptar una actitud de espectador de los propios pensamientos, evitando identificarse con ellos y ubicándolos en el lugar que realmente les corresponde como fruto de un desorden con respecto al cual el paciente es ajeno.
Se trata de una estrategia que es utilizada por la psicología cognitiva y, también, por terapias de tercera generación como el ACT, pero que tiene raíces muchos más antiguas y profundas. Conocer y tomar conciencia de las reflexiones realizadas por quienes nos precedieron en el oficio de cuestionarse y tratar de encontrar respuestas a los interrogantes de la existencia humana resulta, en casos como este, no solamente aconsejable, sino también una medida sabia que puede aportar reales oportunidades de curación.
Escribía Epicteto, un filósofo estoico del siglo II: "Los hombres no se perturban por causa de las cosas, sino por la interpretación que hacen de ellas". Es decir, las heridas emocionales que sufrimos provienen del significado que damos a nuestras experiencias, y no de las experiencias mismas. Es más bien la interpretación de lo que nos pasa aquello que nos enferma, y no aquello que nos pasa. O bien, son los pensamientos que elaboramos a partir de esas interpretaciones los que agravan la patología. De allí el consejo de la psiquiatría contemporánea al que hacíamos referencia: "Ser conscientes de que los pensamientos negativos surgen de la enfermedad y rechazarlos".
¿De qué manera alcanzar esta conciencia? ¿Qué métodos podemos emplear para rechazar los pensamientos que nos enferman? Evagrio Póntico fue un filósofo y teólogo que tuvo una actuación destacada en los medios intelectuales de Constantinopla en la segunda mitad del siglo IV pero que a mitad de su vida se retiró al desierto egipcio donde vivió como monje durante quince años dejando muchos discípulos y muchos escritos. Se caracterizó por la profunda agudeza en sus observaciones de la psicología humana, el modo de entender las molestias y desórdenes que él mismo sufría y que veía a diario en su oficio de maestro y consejero de los demás monjes y en las terapias que propuso para superarlas.
Evagrio denomina pensamientos malvados a aquellos que intentan desestabilizar psicológicamente al hombre y, de acuerdo al medio cultural y religioso en el que escribe, considera que detrás de cada uno de ellos hay un demonio preocupado en causar algún mal al hombre. Este recurso a una mitología que puede resultar extraña al hombre contemporáneo es, sin embargo, efectiva para lograr la exteriorización del problema: los pensamientos no responden a una realidad de mi propia existencia sino que son exteriores a mí; son otros de los cuales debo defenderme e impedir que ingresen en mi mente.
Los seres humanos naturalmente huimos de todo aquello que consideramos malo para nuestra existencia, sea de un peligro que atenta contra nuestra vida o sea de una comida que nos provoca problemas digestivos. La táctica que sugiere Evagrio Póntico es considerar que existen ciertos pensamientos que son malos y de los cuales debemos huir porque indefectiblemente nos provocarán algún daño. De este modo, un pensamiento negativo que comienza a enmarañar el día de una persona que sufre de depresión es nombrado como un agente exterior y negativo que intenta provocarme una herida y del cual debo defenderme.
Se trata de una estrategia que tiene sus ventajas. Además de la despersonalización del problema, que otorga la posibilidad de luchar contra él como contra la intromisión de un ente extraño a la propia existencia, aparece la posibilidad de nombrar al pensamiento (Evagrio ofrece un detallado elenco de todos ellos), y sabemos, después de Lacan, que el nombre otorga una suerte de existencia que, en nuestro caso, habilita para la lucha y la defensa, ya que no se puede dar pelea contra lo que no se conoce. Primero se debe identificar al enemigo para luego poder atacarlo, y esa identificación se produce cuando lo nombro y lo reconozco como algo externo.
Como vemos, Evagrio desarrolla una personalización del mal: se trata de un demonio. Probablemente se trate de un recurso grotesco, pero debemos cuidarnos de considerar que responde a una estructura mental primitiva puesto que, en el fondo, se trata de la toma de conciencia de la responsabilidad personal y de la dignidad de cada persona que se resiste a la alienación que le proponen los pensamientos negativos: no soy esa imagen mental dolorosa que se me aparece como parte de mi personalidad; yo soy yo, y eso que me aliena, no es yo.
¿Cuáles son las terapias que propone Evagrio para superar esta situación? Son muchas y variadas, pero hay dos que se destacan, y la primera de ellas es la vigilancia, es decir, estar atentos y vigilantes a los pensamientos que se aproximan a fin de poder identificarlos y, si se descubre que son malignos, rechazarlos inmediatamente puesto que una vez que han ingresado en la mente, se hace mucho más difícil y costoso expulsarlos. Utiliza con frecuencia la imagen del vigía que está apostado en un mangrullo oteando el horizonte y que, cuando ve que se acerca el enemigo, da la voz de alarma. Debemos estar atentos. Recurriendo a la mitología griega, debemos atarnos como Ulises al mástil del barco a fin de no ceder al canto de las sirenas, es decir, no ceder a los pensamientos malvados que se empecinan por ingresar en la menta para enfermarla.
La segunda consiste en adquirir la conciencia plena de la realidad, lo que inglés se llama mindfulness, y que no consiste en este caso en una técnica de meditación determinada, sino simplemente en ejercitarnos en vivir el presente sin dejarnos embaucar por la madeja de pensamientos malvados que, dejados librados a su arbitrio, poco a poco nos van creando una realidad ficticia en base a la cual vivimos, juzgamos y tomamos decisiones, y es esta ficción la que nos enferma. Se trata, entonces, de volver a nuestra propia realidad o, lo que es lo mismo, en profundizar en nuestro conocimiento personal. Si no nos conocemos a nosotros mismos, no podremos tampoco reconocer a los pensamientos malvados que nos asaltan como extraños a nosotros, y continuaremos identificándonos con ellos. Es decir, seguiremos enfermos. Lo que sana y libera es el conocimiento y la aceptación de la propia realidad personal.
(*) Rubén Peretó Rivas. Investigador del CONICET y profesor en la UNCuyo

Nota de la editorial: Este luminoso artículo fue extraído del Diario Digital MDZ. Algunos vinculan al autor con el Blog "The Wanderer", nosotros hemos recibido correo expreso del mencionado negando la especie y nos ceñimos a lo expresado, pero entendemos que bien vale su reproducción. 

Reseña:


Resultado de imagen para imágenes libro No lo Conozco CaponnettoPor Dardo Juan Calderón.

“NO LO CONOZCO. Del Iscariotismo a la Apostasía” Antonio Caponnetto. Ed. DETENTE. BsAs 2017.-

  Una persona puede escribir un libro para tratar un tema, y se supone que debe ser versado en ese tema, y se juzga por esa versación, y además, por los dones que tenga o no para exponerlo y concluirlo, hay – podríamos decir- un criterio objetivo de juicio. Pero también puede dedicar un libro a decir “lo que piensa”, no sobre un tema, sino lo que piensa mientras come, camina o anda en micro. Simplemente lo que piensa mientras las cosas pasan. Y este libro que reseñamos es fundamentalmente eso, lo que ha venido cavilando el autor sobre una serie de temas; y entonces, su mérito depende de muchas cosas. Fundamentalmente de que yo piense cosas parecidas y me interese saber cómo piensa otro. Pero no cualquier otro, sino alguien que es hondo en su pensar, que es genuino y que sólo quiere eso, compartir un pensar. Y creo que para mí, todos los requisitos están presentes.

lunes, 10 de abril de 2017

Laudato Si’


La ecología al servicio del Nuevo Orden Mundial                                                     
Resultado de imagen para imagenes de fabricas con humo 
Alejandro Sosa Laprida
                Francisco invita a la humanidad a efectuar una « conversión ecológica »
Hace un par de semanas tuvimos la oportunidad de dar una mirada retrospectiva a la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia, con motivo de su primer aniversario[1]. En esta ocasión, nuestra atención estará dirigida hacia la Carta Encíclica Laudato Si’[2], promulgada a fines de mayo de 2015, la cual versa sobre el « cuidado de la casa común ».