...

...

miércoles, 5 de julio de 2017

CRÓNICA DE UN ACUERDO ANUNCIADO






Resultado de imagen para Cardenal Müller imágenes   Por desgracia para los agoreros el acuerdo no se hizo, y hoy podemos justificarnos los que decíamos que este asunto no nos quitaba el sueño y confiábamos en nuestros jefes.
Resultado de imagen para Cardenal Müller imágenes   







 La cuestión es que Mons Müller, ya sabido de su rajada anunciada, no quiso irse sin ponernos los puntos sobre ies y nos revoleó un papelito que decía que debíamos humillarnos frente a él. Que para seguir charlando debíamos aceptar la bondad del magisterio conciliar, de la nueva Misa y toda la parafernalia. Como buen conservador fracasó en combatir la revolución, pero se lleva a la tumba el honor de impedir una restauración integral. Vean la secuela en Adelante la Fe (carta de Müller y contestación de Fellay). Acuerdo: ¡Caput! 


    No iban estos conservadores a aceptar que nos lleváramos la razón y que fueran ellos los culpables de haber aceptado lo inaceptable. La acción tradicional siempre ha sido un enemigo, más débil o más fuerte, de la revolución, a los que esta ha reconocido francamente como al enemigo declarado, al que ha guillotinado si presentaba peligro, u obviado si no. Sus metas son el poder por el poder y no tienen remilgos doctrinarios, sus enemigos son las palomas, son la "derecha" de la Convención que acolcha las reformas. Este moscardón que ha sido la FSSPX para los Papas conciliares ha sido tratado de diversas maneras, o con Raid, o poniendo un dulce, pero hasta ahora no se ha variado en la posición, ni nos mató uno, ni nos comimos el otro. (¿será providencial?).
    Quienes nos odian son aquellos que sienten en nuestra actitud franca un reclamo a sus meandros y concesiones, aquellas astillas del mismo palo, los viejos hermanos. Son ellos quienes siempre terminan reclamando para nosotros la expulsión, el ostracismo o la guillotina innecesaria. No existe en Francisco una voluntad por terminar un asunto que no atenta contra su poder y que la da la posibilidad de mostrarse amplio y misericordioso con un enemigo evidente. No es César quién condena, sino el Sanedrín quien se lo pide, y al fin - si era una mosca -  César prefiere conceder este amargo favor y no soportar un nuevo planteo en su propia casa, más cuando el peticionante raja cabizbajo de su puesto de poder y lo deja en manos de un agitador profesional del entorno jacobino. Se le pagará con la jubilación y, no pudiendo mostrar los blasones del buen combate, mostrará en su retiro el orgullo de haber tirado una andanada de metralleta a unos pobres desarmados que tenían razón. Una vez más los conservadores nos fumigan a costa de su propia perdición.
     Estos conservadores que en el final de sus aventuras desgraciadas, saben para su coleto que la "embarraron" por conservar sus intereses, no quieren ver  la cara del que se mantuvo a costa de perderlo todo. Quieren vernos arrodillados, y arrodillados ante ellos. Müller se lleva la medalla de sólo haber jodido a los fieles. Que buen viento le sople.
     Párrafo seguido me dirijo a los agoreros que anunciaban nuestra entrega. No se dió. Claro que ipso pucho inventarán una nueva excusa para decir que esto es una maniobra para una segunda y aviesa intención de hacer un acuerdo, mucho más infame e imbricada que el que anunciaron y no salió; pero entiendan: es una buena oportunidad para reconocer que se estaban atajando de sus propias imaginaciones, que el deseo de ser profetas de calamidades los perdió por aquello de que "piensa mal, y acertarás", que a veces, cuando Dios mete su dedo, no funciona. 
    No niego que muchos se vieron rebasados por sus sospechas que eran atizadas por las maniobras del enemigo, que buscaba nuestra división y que extendía los tiempos para que la impaciencia hiciera el trabajo corrosivo de la fraternidad. Pero hay que cerrar filas, que los buenos sargentos hacen buenos soldados, y los buenos ejércitos inspiran buenos generales. No se puede exigir la autoridad sin entregar la obediencia.
    Hoy, y ya la noticia sabida, descorcho un buen champagne a la salud, imprudencia y resentimiento de Müller. Cristo nos enseñaba en aquella parábola del Administrador infiel que seamos astutos como los mundanos, que sabidos que llega la hora en que te echarán del cargo hay que hacer favores. El monsignore, por el contrario, aprovechó su última hora de poder para dar una patada. Hacía ya tiempo que no le hacía caso a Cristo.   
      
       
  

   

10 comentarios:

  1. no encuentro en adelante la fe la respuesta de Fellay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está abajo, condensada, en el mismo artículo. Yo tampoco la encontré entera.

      Eliminar
    2. La respuesta es de Thouvenot recordando palabras de Fellay. Sin duda con acuerdo de Fellay.

      Eliminar
  2. Muy simplista . ¿Realmente pensás que no hubo consecuencias en todo esto?!. El Acuerdo, firmado o no,ya no nos deja dormir hace rato... desde la hermosa foto de M.Fellay paseándose por Roma allá por el 2000.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. che juanma, vos debes tener un sueño muy liviano me parece. Por qué no te dedicas a mostrar un poco más de obediencia por las autoridades y les dejas a ellos las decisiones prudenciales...Te digo esto porque a la FSSPX le ha ido muy bien hasta ahora, y a pesar de lo que piensen los esquizofrénicos como vos sigue dando incontables frutos.

      Bernardo Calabrese

      Eliminar
    2. Se puede tener "razones" sin insultar? O ¿el "fiurer" no lo "deja"?
      Como "desicion "prudencial" digo.
      Tan bien le sha ido:¿Como en Francia?
      Ud. tiene un "sueño" muy pesado: se llama Bergoglio.

      Eliminar
    3. Insultar?? No seas tan susceptible don anónimo..
      Te lo digo como deCiSión prudencial.
      Y te aclaro que me preocupo lo suficiente, sin por eso poner en duda lo que me venga en gana.

      Bernardo Calabrese

      Eliminar
    4. Ah! ¡"varonaso"! ta "pesao" el "sueño".
      Pesadilla.

      Eliminar
    5. Debo aclarar que esquizofrénico no es un insulto, es un diagnòstico. Insulto sería "Pelotudo", y si alguien no nos quita el sueño es Bergoglio, que es problema de lìneas media. Para nosotros no pasa de lo anecdótico.

      Eliminar
  3. Los wander están diciendo que si se va a dar una prelatura, me pone verde la sola idea jeje y eso que no soy de la frater.

    ResponderEliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.